Live Music

El ambiente estaba cargado, los camareros zigzagueaban entre las pequeñas mesas redondas. Esperé pacientemente sentado, sin más compañía que mi bebida. El viejo y agradable local de Greenwich Village, tenía un toque decadente, añoranza de un pasado mejor.

Salió el grupo, un cuarteto excepcional que interpretó dos temas, tras los cuales, él entró en escena entre los aplausos del público. Con su voz contundente saludó y acto seguido comenzó con una versión sublime de “Summertime”, que me resecó la boca, pero no el alma. Continuó con “Blue train”, “Footprints” y otros temas que me hicieron vibrar.

De ahí en adelante estuve levitando musicalmente al ritmo de su trompeta y de mis copas. Y por fin, nos obsequió con una desgarradora versión de “So What”, mi tema favorito.

Al terminar la actuación le eché todo el valor posible y me acerqué a la barra donde se encontraba con su gente, y superando la dura mirada de varios de sus acompañantes, me presenté y me dio la mano con energía obsequiándome con una apacible sonrisa.

Hablé con él apenas un minuto, tiempo suficiente para recordar siempre el momento. Salí del local. Hacía mucho frío, la ventisca dificultaba andar por las calles de Nueva York.

Tenía apenas veinte años y había gastado todos mis ahorros en este viaje, pero ya en mi habitación, me dí cuenta de que nunca volvería a tener una noche así.

Anuncios

Insurrección

A mediados de los ochenta, “El Último de la Fila” interpretaba este tema, “Insurrección” escrito por el inigualable Manolo García icono del pop-rock español de los 80 y 90´s.

Donde estabas entonces cuando tanto te necesité”. Así empieza esta inmensa canción, que se convirtió en mítica para los que vivimos de cerca la movida.

El tema fue clasificado por la revista Rolling Stone en el número 12 de las 200 mejores canciones del pop-rock español, según el ranking publicado en 2010 (Wikipedia).