Paréntesis

Hace poco hablando del cambio climático, de las evidencias del mismo y de aquellos que lo niegan, llegué a la conclusión de que mi vida también sufre un cierto cambio climático, por llamarlo de alguna manera.

Desde un punto de vista emocional, yo también paso del sol a la nieve, de la sequía a las tormentas en apenas unos días y eso no me gusta porque descabala mis argumentos. Sin embargo como ventaja, me permite aprender a improvisar y a mimetizarme con lo que me rodea como si de un insecto palo se tratase.

Es una lucha constante con el entorno, que a veces me agota. Es cierto que tengo mis satisfacciones y alegrías, básicamente a través de mis hij@s, pero no es menos cierto que hay momentos de brumas y de nieblas que me impiden ver con claridad suficiente mi entorno. Nieblas en forma de problemas de trabajo o de complejidades familiares pero también en mi mundo más cercano y personal, donde a menudo soy un mar de dudas, ignorando si mis movimientos son los acertados o no, por mucha buena voluntad que tenga.

Este blog ha sido un buen desahogo, no solo porque he dado rienda suelta a mis ideas y a mis inquietudes, sino especialmente por vosotr@s mis lectores. Yo creo que todos dejamos una huella de nosotros mismos en cada uno de nuestros textos. Y por eso quiero aprovechar estas líneas de mi último post de la “temporada”, para agradeceros vuestra presencia, vuestras visitas y comentarios.

Voy a hacer un paréntesis, para reordenar mi propio “cambio climático personal” y en septiembre amenazo con volver a publicar y por supuesto a leeros, para seguir aprendiendo de vosotr@s, de vuestras maneras de sentir la vida, aquí o allá, en este mundo virtual en el que las distancias no se miden en kilómetros.

Un abrazo a tod@s y feliz verano o invierno según las latitudes.

Nos vemos y nos leemos en septiembre. ¡¡ Hasta la vuelta !!

¿Campo de batalla?

Fui designado por la cohorte para atravesar el campo de batalla. Mi envergadura garantizaba cuando menos alguna posibilidad. Apoyado por mi grupo de asalto, la lucha fue titánica, a veces con los brazos, a veces con las piernas, entre gritos guerreros, mezclados con muecas amenazadoras y algunas sonrisas para despistar al adversario.

Pero pese a ello, el objetivo se mantenía alejado aún.

Fue necesario un esfuerzo final a base de caderazos y golpes de hombro, para conseguir acercarme al destino, a mi fin de etapa, a mi felicidad. Por eso cuando alcancé la barra del atestado bar para pedir las bebidas y esos pinchos deliciosos, no pude disimular mi cara de alegría.

Faltaba eso sí, la segunda parte, llegar a mi mesa, pero para eso tenía preparado el grupo de contención de legionarios, que no escatimaría esfuerzos para que los Riojas, las cervezas, las chistorras, los pinchitos de bacalao, de morcilla, de setas, de pulpo,  los pimientos rellenos, las bravas y el pan, llegaran a buen término a la mesa que escoltaban dos poderosos e infranqueables gladiadores. 


Nota: basado en hechos reales acaecidos la noche de San Juan, en Haro (La Rioja), una visita y una experiencia absolutamente recomendable.


 Imagen: de mi cosecha personal

Suerte

Interiorizas tu vida como el personaje de una película de la que eres actor y director, cuando de repente, tu vida ordenada y apuntalada sufre un movimiento sísmico que descoloca tu propia esencia.

Te ves obligado a reescribir tu guión y te das cuenta de que tenías cartas ocultas bajo un manto de polvo, que nunca quisiste usar, quizás por cobardía, quizás por desconocimiento.

Exploras tu personalidad que creías libre y romántica y ahora la percibes como aniquiladora de tus propias emociones. 

Pese a ello, no te estancas y no eres prisionero de tu situación, al contrario, trabajas e improvisas cuanto sea necesario en esas ideas por imprevisibles que puedan parecer en una dimensión a veces poética, a veces temblorosa, con una fuerza palpitante que supera al mundo que te rodea. 

Y  afrontas el reto de cara, aún sabiendo que solo un cruce de caminos, casuales, físicos y emocionales, te permitirá alcanzar el objetivo e intuyendo incluso, que ese final ya no depende de tí. 

Ojalá tengas suerte en ese viaje.


Imagen: https://pixabay.com

Modales

“¿Pero se puede saber que haces ahí?. Este no es tu hábitat. ¿No te das cuenta del peligro que corres?. Me encanta verte aquí y observarte con pausa, pero una casa está llena de peligros para tí”.

“Anda quédate quieta y dame unos minutos para que me ponga algo decente encima y te lleve a otro lugar”.

Y allí estabas esperándome de manera obediente. Te iba a recoger cuando me di cuenta de que fuera también correrías peligros, así que decidí llevarte a la terraza, llena de plantas, donde estarías a gusto y donde creo que tienes un montón de colegas de todo tipo.

Nadie es perfecto ni tú tampoco, he leído que cerca del 40% de las mantis, decapitan al macho durante la cópula… ejem…no quiero ser crítico, pero vaya modales…y ahora que lo pienso, no sé si eres hembra o macho, la verdad no querría tener ningún cargo de conciencia.

 foto: de mi álbum de ilustres vecinos

Red-Volución

Desde el blog de mi amigo Antonio me ha sido otorgado este premio que acepto encantado y tanto más viniendo de él, cuyo blog allamas2000 conocéis muchos de vosotros, pero por si acaso aún hubiera alguien que no lo conociera, ya está tardando en pulsar el enlace para disfrutar de las historias que nos cuenta Antonio.

¿Cómo funciona el premio?

En este caso, el premio viajará en cadena. Cada persona premiada, tendrá que nombrar otros tres blogs que sean de su agrado y cada uno de estos blogs a otros blogs y así sucesivamente.

De manera que cada blog estará ayudando a dar visibilidad a otros blogs.

¿Cuál es el objetivo del premio red-volución?

El objetivo no es otro que reconocimiento, colaboración y deseos de éxito, todo ello cargado de cariño, de ahí su forma de corazón.

¿Quiénes son los blogs premiados en esta ocasión?

Muy difícil elección, pero en mi caso me encantaría nombrar a:

Mayte,  El blog de Mae

Sara,  Desde el cielo

Claudia, Espacio de imágenes y palabras

Gracias de nuevo amigo Antonio y enhorabuena a las tres premiadas, cuyos blogs llenos de interés, sensibilidad y calidad son ya una visita obligada para tod@s aquell@s que aún no los conozcáis.

Juicio rápido

Flanagan´s Village, la tienda de Mr Manhill ha sido robada. Los ladrones se han llevado cerca de 400 libras. En la escena del delito ha aparecido un ojo de cristal propiedad de Dexter Brezinsky vecino de Mr. Manhill y a la sazón sospechoso principal.

Abogado acusador (AA): ¿no es menos cierto que le pidieron que cuidara la tienda en la ausencia de Mr Manhill?

Dexter el acusado (DB): no es así, Mr Manhill solo me pidió que le echara un ojo a su tienda

AA: ¿y acaso eso no es lo mismo?

DB: no es lo mismo, mire yo soy tuerto y si le echaba un ojo a la tienda temía perder el ojo bueno.

AA: Mr.Brezinsky ¿está usted tomando el pelo al tribunal?

DB: no por dios, nada más lejos de mi intención, Mr.Manhill me pidió que echara un ojo y lo hice, me quité el ojo de cristal y lo eché en la tienda, no he hecho nada malo.

AA: por favor, ¿quiere hacernos creer que usted no tiene nada que ver con el robo de la tienda y que la aparición de su ojo de cristal, en la escena del crimen, responde solo a una orden de Mr.Manhill?

Abogado defensor (AD): protesto señoría, el abogado está sacando conclusiones.

Juez: se admite la protesta

AA: Señoría de momento no tengo más preguntas

AD: Mr.Brezinsky,describa su situación ocular pasada y presente, por favor

DB: hasta hace un mes tenía un ojo sano y otro de cristal, era tuerto. Ahora tengo un ojo sano pero el de cristal lo empleé en echar un ojo a la tienda de Mr.Manhill, tal y como él me pidió.

AD: en otras palabras Mr.Brezinsky, usted obedeció al pie de la letra la instrucción de Mr.Manhill, ¿cierto?

DB: así fue, lo juro, eché un ojo a la tienda, eso fue todo.

El juicio duró dos horas más que no voy a relatar aquí. Finalmente Dexter fue declarado “no culpable” del robo de la tienda de Mr.Manhill. La policía le devolvió su ojo de cristal. A falta de más pruebas y sospechosos se cerró el caso.

Foto: http://www.dailymail.co.uk

El impulso

El corazón se detuvo un instante junto a mi respiración.

Acababa de llegar y su presencia más intuida que vista, recuperó mis latidos y el aliento de otra persona más joven, más insegura e impulsiva, un desbordado sentimiento por saberlo todo de esa entropía apenas mencionada.

Cualquier comentario, cualquier excusa, un post-it con mi extensión y teléfono particular. Ahí queda: nada queda porque nada hay. Sólo la admiración de su presencia, en su forma de caminar, desde su voz y palabras, por la risa que aprecio en aún pocos y breves momentos y cruzados que quisiera detener y prolongar.

El corazón y la mente, generalmente indiferentes, caen por un tobogán hacia lo desconocido, otra vez solos y aventureros, locos y asustados, en un irrefrenable espejismo plagado de áridas realidades y certezas de lo imposible, lo que no puede ser no puede ser y además es …

Apenas puedo retener su cara en mi pensamiento, su olor aspirado se escapa como el agua entre los dedos. Los días pasan y nada ocurre, ni debe ocurrir.

Pero me sigo sorprendiendo como una loca adolescente a mis años, mientras pugno por mantener una distancia suficiente mutuamente digna y respetuosa.

Total ¿Quién soy yo para irrumpir/interferir en la vida de nadie? ¿Quién es él salvo un perfecto desconocido? Y a pesar de ser consciente de mis limitaciones y carencias, quiero transgredirlos antes de que la vida pase y sea otra vez tarde y de nuevo nunca.

autora: RiverSue        http://riversueside.blogspot.com.es


Foto: Hope 1886 George Frederic Watts   http://www.tate.org.uk/art/work/N01640