Relatos de tres líneas – 5

PRIORIDADES
Era el día del juicio final,
y en presencia del Señor…
subimos las fotos a Facebook.


REALIDAD
El payaso se quitó la ropa, el maquillaje, la nariz roja
y se dijo a sí mismo,
ahora voy a actuar de verdad.


CUENTO
Los niños seguían al flautista
por las calles de Hamelin.
Mientras tanto, las ratas pulsaban “Like”.


INGENUIDAD
Pero, ¿Qué hace usted sinvergüenza?
dijo la dama quitándoselo del medio.
Disculpe señora, pero es que tenía frio.


LLUVIA
No hay paraguas
que evite mojarse
con las propias lágrimas.

 

 

Anuncios

Autor: Carlos Montalleri

Ahorremos explicaciones, nunca emociones

40 comentarios en “Relatos de tres líneas – 5”

    1. Gracias Paloma, el primero es más redondo y refleja exactamente (creo yo) el nuevo orden de prioridades especialmente de los más jóvenes, donde todo pasa por las redes sociales. Las lágrimas siempre tienen un halo de tristeza, pero también pueden ser un punto de inflexión en la vida. Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

  1. Muy buenos, me gustan todos, Prioridades y Cuento están adaptados a la realidad actual con mucho criterio. Realidad y Lluvia son especialmente bonitos. E Ingenuidad tiene un poso de tristeza social o al menos yo lo he entendido así.
    Un beso.

    Le gusta a 2 personas

    1. Gracias Ina por tu visita y comentario. Creo que los has entendido perfectamente.
      La fuerza de las redes sociales que lo barren todo, el disfraz que solemos llevar encima (y no solo de payaso) y la soledad en forma de frío que busca tan solo un abrazo.
      Muchas gracias por tu detallado comentario. Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  2. ¡Qué buenos tus mini relatos, Carlos! Ya me imagino a las ratas dándole al “like” 🤣🤣🤣
    y a la señora molesta con el ingenuo (o pícaro), que se disculpa con el frío.
    ¡Un abrazo grande!

    Le gusta a 2 personas

  3. ¡Qué buenos! me los había perdido. Hay que ser un maestro para decir tanto con tan pocas palabras, es un don.
    No sabría elegir con cual me quedo, aunque quizá me identifico más con el payaso, he aprendido a vivir en una función continua a la que estoy intentando poner fin.
    Abrazos.

    Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.