El trovador

trovador

Sigo observando mi trocito de cielo desde esta mazmorra, es lo único que me recuerda la vida. Yo era trovador, más sin duda temo que trové a quién no debiera haber trovado.

Solo vi en ella una hermosa dama, cuyos ojos me cautivaron al instante y le canté ignorando que fuera la hija del más importante valido del Rey y que éste,  tomara mi trova cual ofensa a la virtud de su primogénita.

No era mi intención ofender, si bien debo admitir que no me hubiera disgustado en absoluto catar la mencionada virtud. Merezco pues, mi triste final. Solo ruego al Señor, que no me corte el cuello Damián el tembloroso.

Autor: Montalleri

Ahorremos explicaciones, nunca emociones

20 opiniones en “El trovador”

      1. Jajaja Pues haces bien, porque es un cumplido!! Creo que tu relato es muy original y además has sabido captar muy bien el contexto histórico poniéndote en la piel de un trovador. Buen trabajo!! (Y te lo dice una profe de historia 😉 ) Buen finde para ti también. Un abrazo.

        Le gusta a 1 persona

    1. Hola MaruSpleen, es cierto, cuantas veces cometemos pequeños (o grandes…) errores de apreciación en nuestra vida, aunque por fortuna no terminemos sin cabeza, como mi trovador. Me alegra que te haya gustado, buen fin de semana y un abrazo

      Le gusta a 1 persona

    1. Hola Carlos siempre bienvenido, pues sí, una injusticia añadida lo del verdugo tembloroso, qué tiempos más crueles para el amor o el interés de un humilde trovador, que debiera fijarse un poco menos en las damas y un poco más en las circunstancias de ellas. Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  1. Precioso Carlos. Los trovadores tan…románticos. … como ya se ha comentado trovar al equivocado es mal de muchos…pero que es la vida sin trovar? Sin errar? Sin oportunidad? Salvo que acabemos sin cabeza…para eso hay que entrenar la prudencia. felicidades. te deseo un maravilloso puente otoñal.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias Marina, trovadores románticos y atrevidos y en este caso pelín imprudente. De acuerdo contigo en la vida hay que errar y volver a intentarlo, eso es la vida, pero claro…sin jugarse la cabeza. Igualmente te deseo un estupendo puente lleno de colores otoñales.

      Le gusta a 1 persona

  2. Me siento solidario con este trovador por la de veces que he metido la pata con mi mejor intención. La vida es dura pero lo del verdugo tembloroso es como para pedir el libro de reclamaciones. Ahora en serio, un relato estupendo, lo tiene todo condensado en unas líneas. Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    1. Amigo Sabius me encanta tu solidaridad que por algún extraño motivo, comprendo y comparto. Estoy por escribir un post-post que incluya libro de reclamaciones jajaja. Gracias por tu opinión que sabes que valoro mucho. Un abrazo y buen puente, tú que puedes…

      Me gusta

  3. No me fastidies…¡Damian el tembloroso ¿sigue en activo?! ja ja FANTASTICO Carlos. Leerte y disfrutar para mi va unido desde que descubrí tu espacio. GRACIAS Buen Martes

    Le gusta a 1 persona

Comentarios cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: