RomanticisNo

Imagen: Pixabay

Miguel era un romántico y ese día más.
Iba a buscar temprano a Blanca, su novia, para desayunar juntos y dar luego un paseo por el parque.
Hacia sus pinitos como poeta amateur, con más voluntad que acierto, pero ese día se lo había currado y entrando en el parque, le dijo…

“Me encanta el rocío mañanero
Posado sobre hojas y flores
Dando brillo cual acero
Y matices a los colores
Mi pensam….”

-Perdona Miguel, pero no te líes… -le cortó secamente Blanca
-¿A qué te refieres? -preguntó intrigado
-Pues que no, que no es el rocío… que no…que ha sido el aspersor, que riegan por las mañana a primera hora, que no te enteras…

Anuncios

Autor: Carlos Montalleri

Ahorremos explicaciones, nunca emociones

27 comentarios en “RomanticisNo”

    1. Pues sí, la tal Blanca es un cardo. Pobre Miguel 🙄 intención no le falta. He dudado sobre el título por si alguien piensa que es un error ortográfico 😉 Pero me gusta así.
      Un abrazo Paloma.

      Me gusta

  1. ¡Ja,ja,ja,ja…! Bien poco avispado Miguel. El objetivo en mente le nubló la capacidad de observación…
    ¡Me gusta cuando escribes con una buena dosis de humor, Carlos!
    ¡Un abrazo grande!

    Le gusta a 1 persona

    1. Ya sabes que el amor es ciego, pero lo cierto es que Blanca “promete”. De todas formas a veces es necesario aclarar los matices y claro entre el bello rocío matutino y el aspersor regando hay diferencia incluso poética 😉😂 Abrazo.

      Le gusta a 1 persona

    1. Yo creo que le falta un poco de paciencia y desde luego, romanticismo cero 😬 De ahí el título del post, que parece un error ortográfico, pero no lo es 😉 Me alegra que te haya gustado. Un abrazo Lola.

      Me gusta

  2. Sí que Él tenía que echarle romanticismo,
    con una novia tan superficial y materialista,
    menuda insulsa era esta Blanquita la analista.
    Pobre Miguel consumiéndose en el ostracismo.

    Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.