La bella Adelina

Imagen: https://www.ilmeteo.it/Italia

Adelina Crotone era la espectacular mujer del tiempo en el Canal 8 de Tele Cosenza. Sus pronósticos eran lo de menos, porque tenía alterados a los hombres de la región con su simpatía y su escasa vestimenta, de hecho la audiencia de Tele Cosenza había aumentado en diez puntos desde que su director la fichó con la petición de “animar” el mini espacio del tiempo. Y desde luego lo consiguió.

Sus pronósticos en el programa matinal estaban derivados del Servizio Meteorologico de Bellvedere y eran acertados con algunas sonadas excepciones. Como cuando pronosticó precipitaciones de hasta sesenta litros por metro cuadrado sobre Falconara, que terminaron en una hermosa tarde primaveral, o como cuando habló de tremendas tormentas con aparato eléctrico sobre Bruzio en la que fue la tarde más agradable del caluroso verano. Se recuerda igualmente su erróneo pronóstico de nevadas el invierno pasado sobre la ciudad de Fossiatta, donde no había nevado en cuarenta y tres años, el día que incluso subieron las temperaturas.

Pero a Adelina se le perdonaba todo, todo…

El comisario Fabrizio Assoro investigaba el atraco al almacén de Don Piero Grottacalda, un atraco limpio de no ser por el pobre Don Piero, que armado con su bastón de plata intentó defender su propiedad, lo que le costó la vida. Sucedió un 2 de abril. Buscaba la relación con el asesinato del joyero  Gianni Villarosa, cuya tienda fue robada a plena luz del día con un botín cercano al medio millón de euros en joyas. Sucedió un 27 de julio en Mazzarino.

Fabrizio tenía una vaga intuición, su experiencia le decía que absolutamente nada es casual.  Y su sospecha se acrecentó cuando el 14 de febrero del año siguiente, y con un modus operandi parecido se produjo el atraco al furgón blindado que recorría el trayecto desde Ramata a Fosiatta con las recaudaciones de varios comercios.

Una noche Fabrizio estaba viendo el vídeo de las noticias de los días posteriores a los crímenes que investigaba, por si en el noticiero local pudiera encontrar alguna pista, o por si en algún vídeo hubiera alguna cara repetida o conocida, ya que bien es sabido, que muchos criminales se dejan ver en el lugar del crimen para disfrutar de sus hazañas.

Viendo el noticiero del 3 de abril, no pudo evitar sonreír cuando Adelina se disculpó ante los espectadores por su error del día anterior sobre las intensas lluvias de Falconara. Y sonrió de nuevo con el noticiero del 28 de julio, en el que Adelina se volvía a retractar ante su incondicional público por anunciar tormentas con rayos y truenos en lo que fue una apacible tarde…

De pronto Fabrizio se tensó y empezó a sudar, y eso solo sucedía cuando su instinto le hacía notar algo “extraño” a lo que era incapaz de ponerle nombre…

Fabrizio buscó como loco el vídeo de las noticias del 15 de febrero y no dio crédito a lo que estaba viendo en la pantalla. Adelina se disculpaba por pronosticar nevadas en una zona en la que no había nevado en cuarenta y tres años. Parecía un error más de la mujer del tiempo.

Y sorprendentemente encontró un patrón de conducta.

Y su corazón comenzó a latir con vehemencia. Para cualquier otro hubiera sido solo casualidad, pero Fabrizio era de la vieja escuela y no dejaba nada al azar.

El día siguiente a cada delito, Adelina se disculpaba por su error en la previsión. Por tanto el mismo día del delito Adelina erraba estrepitosamente su pronóstico.

Rebobinó una y otra vez la cinta de vídeo, atrás y adelante, buscando ese nexo que no encontraba, hasta que dio con ello.

El 2 de abril Adelina hablaba de inmensas lluvias sobre Falconara y precisamente en esa localidad estaba el almacén del pobre don Piero.  El 27 de julio Adelina pronosticó tormentas con aparato eléctrico sobre Bruzio y ese mismo día fue asesinado el joyero Gianni Villarosa en la ciudad de Mazzarino a apenas quince minutos en coche de Bruzio. El 14 de febrero Adelina pronosticó insólitas nevadas sobre Fossiatta y ese mismo día se produjo el atraco a un furgón blindado que terminaba su ruta precisamente en dicha localidad.

¿Sería posible lo que se le estaba pasando por la cabeza? ¿Que los errores de Adelina fueran en realidad mensajes a una banda criminal para determinar el mejor momento y lugar para llevar a cabo los crímenes?

Con ayuda del sargento Ferentino, hombre de su absoluta confianza, y de su secretaria Antonella, dedicaron toda la noche y todo el día siguiente a visionar las cintas del programa matinal del Canal 8 de Tele Cosenza de los últimos meses, y ante su sorpresa encontraron otros cuatro casos en los que se seguía el mismo patrón, una previsión absurda de Adelina a la que seguían distintos resultados, un par de atracos, un tiroteo ante un fallido secuestro y un asesinato.

Se dejó caer en el sillón, cuando exhausto llegó a la edición matinal de esa misma mañana en la que Adelina pronosticaba tormentas de granizo sobre el área de San Stefano. El pronóstico del tiempo de Tele Sirente, que era la competencia hablaba de un delicioso día libre de nubes.

San Stéfano era una pequeña localidad turística con muchos comercios, un centro comercial, restaurantes y el imponente Museo Catedralicio del Santo Padre, que guardaba importantes pinturas y esculturas de afamados artistas renacentistas. Pudiera ser el objetivo, pero antes de transmitirlo a la policía judicial, debía afinar algo más.

Fue Antonella, sagaz como pocas personas, quién le dio la pista definitiva. Su cuñada la había llamado y en la conversación le señaló como en un momento de las noticias del tiempo a Adelina se le vio claramente un pezón. Fabrizio no lo entendía

-Si es cierto, se le ve un poco el pezón pero esta mujer es pura provocación consentida por la emisora, nada nuevo…

-Se equivoca -le contestó Antonella con una contundencia que sorprendió al propio comisario.

-Señor comisario, en el Museo Catedralicio se encuentra la obra de Tiziano “La Virgen del pezón” la obra más valiosa del museo…no es una casualidad.

La labor de la Policía Judicial y de los Carabinieri fue espectacular y rápida, y los asaltantes fueron cogidos literalmente con las manos en la masa,  reducidos y esposados, resultando levemente herido uno de ellos.

Tres días de interrogatorio fueron suficientes para que “cantaran” la verdad sobre el método e implicaran a la bella Adelina, que resultó ser una de las piezas destacadas de la banda. Tirando del hilo, fue cayendo todo el entramado con ramificaciones incluso en varias zonas del país vinculadas a la prostitución y al mundo de la droga.

La noticia fue titular no solo en los informativos regionales sino también en los nacionales, viniendo periodistas de Roma, de Milán y de otras ciudades para hacer sus crónicas a pie de calle en Cosenza.

Fabrizio y su equipo fueron condecorados por el Superintendente y desde ese día, las noticias del tiempo del Canal 8 de Tele Cosenza se emiten bajo una voz en off masculina.

Autor: Carlos Montalleri

Ahorremos explicaciones, nunca emociones

17 comentarios en “La bella Adelina”

    1. Pues sí, las apariencias engañan y en este caso de manera manifiesta. Me alegra que te haya gustado, se sale un poco de mi línea habitual, es más largo, aunque la trama lo exigía así..
      Gracias por tus visitas y un abrazo Paloma

      Me gusta

    1. No sé yo si le ha hecho gracia al feminismo italiano, esas escasas ropas para presentar el tiempo, pero bueno, estas cosas pasan, ya sabes, todo sea por la audiencia. Caramba con la pandillera, metida hasta el fondo en la trama.
      Y si, lo del pezón es un punto jejeje. Un abrazo Carlos

      Le gusta a 1 persona

  1. Deberías prodigarte más con historias más largas como esta, que me parece estupenda.
    En parte policíaca, misteriosa, mucho ingenio y un sutil toque de humor.
    Muy bueno Carlos. Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues sí, la tal Adelina era de armas tomar. Al final cuesta reducir la historia sin perder consistencia, pero sin duda que daba para más detalle.
      De hecho pensé en publicarla en dos etapas, porque el original me quedó bastante largo.
      Un abrazo Luna

      Le gusta a 1 persona

    1. Gracias, vaya con Adelina, se manejaba mejor en los negocios turbios que con el pronóstico del tiempo. Si, lo del pezón ha quedado chulo 😁 un abrazo
      Pd: si te interesa el arte, lee mi post “reto veneciano” del 11 de abril.

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.