Semana Santa: intrahistoria

Imagen: Pixabay

Semana Santa.

Lucía trabaja de lunes a miércoles, pero los niños no tienen colegio.

Y eso es un problema. Su madre se marchó al pueblo el sábado anterior y su ex estaba fuera del país.

Así que le pidió a su hermano si se los podía colocar, en sus horas de trabajo, es decir de ocho de la mañana a tres y media de la tarde.

Pablo, su hermano, accedió encantado. Se llevaba de maravilla con los chavales.

El lunes a las cuatro de la tarde, cuando Lucía fue a casa de Pablo a recoger a sus hijos, se encontró un panorama insólito.

Tanto Pablo como los niños, parecían adormilados, con una enorme y bobalicona sonrisa en la cara, mientras la casa apestaba a marihuana.

-¿Pero, que has hecho con los chicos? Preguntó enfurecida Lucía.

Y Pablo sin perder la sonrisa, le contestó,

-Exactamente lo que me pediste, que los colocara y vaya si están colocados, no veas lo bien que lo estamos pasando.

Anuncios

Autor: Carlos Montalleri

Ahorremos explicaciones, nunca emociones

39 comentarios en “Semana Santa: intrahistoria”

  1. Jajaja… Esos críos ya no van a querer que su madre los apunte a campamentos los días sin cole. Muy divertido. Yo ahora estoy como Lucía, tratando dd “colocar” a mi niño cada vez que los profes hacen fiesta. Tendré cuidado con las palabras que utilizo por si acaso… Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.