Agosto

Imagen: Montalleri
Imagen: Montalleri

La temperatura es de -5.5ºC. Frío. Hoy es 15 de agosto de 2.041.

Nos abrigamos para salir. Hace un viento helador y la sensación térmica es de -15ºC.

Vamos al cuadrante gamma, sección 65F, a ver una exposición sobre las ciudades sumergidas ante la subida del nivel del mar. Me interesa en especial un lugar llamado Denia. Allí iban a veranear mis abuelos. Denia fue cubierta por completo en 2.032 junto con otras ciudades del litoral.

Dice el abuelo que cuando él era joven, agosto era el mes esencial de las vacaciones, del calor, del sol, también de algunas tormentas, de la playa o de la montaña. Nos ha enseñado fotos antiguas en las que se les ve jugando en la playa. Es increíble.

Hasta el año 2.030 el tiempo fue raro pero mantenía ciertos criterios. Los veranos mezclaban semanas suaves, con otras de un calor asfixiante. Y los inviernos mezclaban igualmente temperaturas suaves, con otras extremadamente frías.

Había años de lluvias y nieves seguidos de otros de una extrema sequía. Y la contaminación se posaba sobre las grandes ciudades, causando dolencias y enfermedades pulmonares, contándose por miles los fallecidos. 

Entonces hablaban del Cambio Climático, pero los políticos de la época nunca hicieron caso de los expertos y ecologistas a los que ningunearon sin pudor, pese a las evidentes pruebas y avisos, que estaba dando el clima.

Fue en el año 2.031 cuando todo empeoró aún más. El invierno fue durísimo en ambos hemisferios alcanzando temperaturas extremas en lugares tradicionalmente cálidos, mientras en los Polos la temperatura era abrasadora. Y comenzó el deshielo y subió el nivel del mar, borrando del mapa muchas poblaciones costeras, ocasionando inmensos flujos migratorios hacia el interior. 

Desaparecieron la primavera y el otoño como se concebían por estas tierras y fueron sustituidos por un verano asfixiante de casi seis meses, al que siguió un invierno helador de otros seis meses. Los mandatarios mundiales se reunieron en Naciones Unidas pero fueron incapaces de entender el fenómeno y menos aún de buscar soluciones.

En 2.033 ya no hubo estaciones y la oscilación térmica en algunas ciudades era de hasta 40ºC en un solo día. Los cielos estaban cubiertos de unas nubes amoratadas que provocaban tormentas secas con gran aparato eléctrico. La agricultura no pudo soportar estos vaivenes y la producción cayó en picado. Y la fauna tampoco resistió, perdiéndose para siempre muchas especies animales.

El consumo energético se disparó hasta límites inviables. La gente entró en pánico, los sistemas de producción colapsaron, quebraron muchas empresas y la economía sufrió una crisis apocalíptica. 

Y entonces comenzaron las revueltas, los saqueos y el estado de sitio en todas las ciudades, en todos los países…

El resto de la historia, ya la conocéis…

Anuncios

Autor: Carlos Montalleri

Ahorremos explicaciones, nunca emociones

69 comentarios en “Agosto”

  1. Menos mal que nos avisas de lo que pasara, tengo familia en Benidorm, les diré que vayan comprando un terreno en el Puig Campana, para que no les coja la humedad. 😉
    Aunque pueda parecer mentira, a veces la realidad supera a la ficción, y en este caso no nos vamos alejar mucho de la ficción.
    Buen relato.
    Saludos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Así es Antonio, esto no deja de ser un relato de ficción, pero ha habido tantas veces que la ficción se ha visto superada. Creo que la gente está concienciada, pero veo un preocupante pasotismo en la clase política internacional. Ojalá Denia y Benidorm sigan muchísimos años ofreciéndonos sus playas. Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  2. Puff Carlos dá susto. Dá realidad que no aprendemos.
    Reivindico tus relatos volviendo a leerte… aunque sienta escalofríos y Bladerunner fue ya historia…y sólo parece preocupar si hay vida e otros planetas ¡cuando nos estamos cargando nuestra TIERRA!…QUE BIEN ESCRIBES CHICO.!!!
    Dá gusto retomar buenos relatos y blogueros. Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

      1. Los gobiernos son cortoplacistas por definición. No miran más allá de sus narices. Cuestión de prioridades dicen. Tal vez llegue un día que esas prioridades ya no sean ni necesarias y eso será el fin. No hay grandes motivos para ser positivos. Un abrazo.

        Me gusta

      1. Exacto. No hay miras ni perspectivas en los políticos actuales. Y el que venga luego que arree. No solo por el medio ambiente que nos ocupa en este post. En general creo que los políticos actuales son muy mediocres, aunque eso es otra historia.

        Le gusta a 1 persona

    1. Mayte: temperatura global subiendo, nivel de los mares subiendo. Estos son los hechos, estamos ya en esa senda. Algunos científicos hablaban de una fecha de no retorno, donde ya no habrá vuelta atrás y el mal hecho será irreversible. Y creo recordar que la situaban en el 2030, precisamente. Lo malo es que 11 años antes por supuesto estamos expulsando gases de efecto invernadero, esto es acumulativo y llevamos décadas así.

      Le gusta a 1 persona

  3. Imponente texto, se me ponen los pelos como escarpias. Lo mejor y lo peor a la vez, es que lo que describes no parece que sea ciencia ficción al paso que vamos. Todos hemos de reflexionar, antes de que sea tarde. Un abrazo Carlos.

    Le gusta a 2 personas

  4. Vamos de cabeza hacia la catástrofe global. Tu relato ficción no me sorprende en absoluto, escenarios así están más cerca cada día que pasa. He escrito sobre esto, he explicado esto con algo de detalle. Hoy por hoy, mientras la temperatura mundial aumenta 1 grado, en el Ártico ha aumentado 5. Como dice un científico, el Ártico pasará de ser víctima del cambio climático a ser motor de él. Ya se está derritiendo, indefectiblemente. Desconozco por completo si hiciste caso de las “sugerencias” que te hice al respecto de esos dos largos artículos. No creo que importe, seguramente.

    Le gusta a 1 persona

    1. Comparto tu comentario totalmente. Curioso el párrafo sobre el Ártico, me parece muy acertado. Los gobernantes no pueden seguir mirando hacia otro lado. No entiendo que haya enfoques que no se tengan en cuenta ya mismo, pero la clase política suele ser cortoplacista. Eso es parte del problema.
      Un abrazo.

      Me gusta

      1. Hola, Carlos. Respecto a esas reflexiones sobre el Ártico, son obra, así como un estudio y artículo, de Peter Wadhams, catedrático de Física Oceánica en la Universidad de Cambridge, que salió publicado en El País. Puse un largo extracto de ese artículo en mi tochazo de entrada, que te animo e invito por tercera vez a leer. Ahí está todo. No en vano me llevó semanas escribirlo, y le deja a uno a cuadros (el investigar) al darse cuenta de que el cambio climático es un problema vastísimo y complejísimo. Volviendo a Wadhams, te pondré dos fragmentos, y me sabe mal si soy pesado (que no quiero). Ahí van…
        «El calentamiento del Ártico está avanzando al doble o el triple de velocidad que en el resto del mundo, y eso está acelerando de tal modo la desaparición del hielo que acabará produciendo un verano sin nada de hielo a muy corto plazo, tal vez incluso el año próximo, dada la extraordinaria incapacidad del Ártico para volver a helarse que estamos viendo este invierno. Las consecuencias de esa desaparición son dramáticas para el planeta. Cuando el hielo se derrite, el albedo —el porcentaje de radiación solar que la superficie terrestre refleja o devuelve a la atmósfera— cae del 0,6 al 0,1, con la consiguiente aceleración del calentamiento global».
        Y…
        «Si unimos estos dos efectos, el descenso de albedo de la nieve y el del hielo, en total, contribuye en un 50% al calentamiento global directo, lo cual demuestra hasta qué punto el Ártico, al absorber más radiación, se ha convertido en motor del cambio climático, y no sólo en consecuencia».
        Hay mucho más, me lo salto. Esto demuestra que es una zona muy sensible y decisiva, por eso el calentamiento le afecta más, lo que a su vez puede acelerar todo a nivel planetario. Además se comete otro grave error, y es creer que estos procesos seguirán unas pautas ordenaditas, lentas, asumibles y controlables o tolerables. O sea, que todo seguirá una pauta lineal. Y un cuerno. Todo esto es como un efecto dominó y las causas pueden acelerar efectos y estos efectos empeorar otras causas y así más y más. O sea, que todo puede agravarse y empeorar llegados a un punto de forma abrupta y no lineal, sino exponencial. Es lo que tú plasmas en tu relato. Y es lo que están avisando muchos científicos, los que hacen bien su trabajo, y climatólogos. Otro error es pensar que esto es algo que nos queda “lejos”. Para nada, es algo que se nos viene encima, como un tren que viene en rumbo de colisión, una bomba de relojería. Yo, vista la inacción política hoy por hoy, casi total, no puedo ser optimista. Si todo se está agravando tanto y los hechos empíricos lo están demostrando, no veo por qué no puede empeorar aún mucho más en unos 10 o 20 años.
        Enlazando con ese cortoplacismo y con los gobiernos, como por ejemplo le dices a Úrsula, que no entiendes, creo que da la sensación de que los gobiernos y gente al mando piensan que las consecuencias de momento no son tan graves. Son asumibles, tenues. No ha pasado nada grave, grave. De nuevo vuelven a equivocarse. Es muy grave lo que está pasando, porque es un proceso que no va a parar, como te dije un día. Y pensar que aún queda lejos y que aún hay margen para actuar, con un colchón de décadas, me da muy mala espina, porque el deshielo no va a esperarnos, creo yo. Más bien a tragarnos poco a poco. Y ya no hablemos, claro, de los intereses económicos, de los grandes lobbies y multinacionales del petróleo, el gas y el automóvil. Así que yo digo cortoplacista y también estúpido, miope, mezquino, egoísta, imbécil, suicida, irresponsable e incompetente. Toda esa inacción y esa mentalidad. Para acabar, también incluí una acertada cita al respecto de esto…
        «La limitación del calentamiento global a 1,5 grados todavía es técnicamente posible, aunque sea un terreno políticamente minado».
        Wadhams sigue hablando, y nos habla del metano y del permafrost marino…
        «Un tercer efecto, seguramente la amenaza más inminente que se cierne sobre la humanidad, es el de las emisiones de metano de los fondos marinos. (…) El deshielo del permafrost marino es como levantar la tapa de una olla a presión: genera la liberación de grandes columnas de metano procedente de la desintegración de los hidratos de metano (un compuesto de metano y hielo) atrapados en el sedimento del fondo».
        Para concluir…
        «El futuro del calentamiento no puede trazarse de forma lineal, con arreglo al volumen de emisiones de CO2. En realidad, hay nuevos factores que intervienen en determinadas etapas cruciales, aceleran el calentamiento y quizá acaben por dominar la pauta. Hemos señalado dos nuevas repercusiones que son muy peligrosas: el efecto albedo y el efecto metano. Así que es posible que, incluso aunque reduzcamos las emisiones de CO2, el sistema no reaccione porque está desarrollando un ímpetu propio. (…) Mi conclusión personal es que ni siquiera una rápida reducción de las emisiones de CO2 llegará a tiempo, por lo que debemos pensar con urgencia en métodos que puedan frenar algo el calentamiento».
        Wadhams no es cualquier pelele, está claro. Pero es solo un científico, con lo que quiero decir que otras decenas de colegas suyos también están advirtiendo con estudios y datos sobre la mesa. Se han mencionado aquí factores terribles y preocupantes, pero hay más y más. El cuadro es muy grande y muy complejo. En fin, siento el tochazo y lo dejo aquí. Me ha salido casi una minientrada, así que gracias por la paciencia. Todo lo apuntado ya es más que elocuente de la magnitud del problema. Que no está “lejos”. Es ya una espada de Damocles.

        Le gusta a 2 personas

      2. ¿Te leíste el tochazo entero? Pues muchas gracias y me alegra mucho. Siento haber sido tan pesado. Pues ya lo ves, un problemón brutal, gravísimo y que asusta de verdad. Habrás visto lo de la película mencionada, que a lo mejor has visto o te sonaba, que también es una especie de profecía o nos pinta un escenario apocalíptico, como tu relato. Desde luego mi entrada, que es brutalmente larga, podría haberlo sido 5 o 10 veces más, pues muchos son los aspectos colaterales. Pues es una pena que tanta gente haga caso omiso o le quite importancia, porque viene a nuestro encuentro. Gracias de nuevo.

        Le gusta a 1 persona

  5. Crucemos los dedos para que la sinrazón no venza y esto no se cumpla… Yo tengo fe en el ser humano y creo que, auque sea en el tiempo de descuento, seremos capaces de salvar el hogar de nuestros descendientes …. Nuestro planeta…🙄☺️

    Le gusta a 2 personas

    1. Yo también tengo fe en el ser humano, y esto no deja de ser un texto. Pero he leído sobre el tema y no estaríamos tan lejos de cierta debacle. Sin duda no tan cruda como la del relato. Como tú quiero ser optimista. Un abrazo Ote.

      Me gusta

  6. Un futuro nada halagüeño, estamos siendo los demoledores de nuestra casa común, la tierra y quizá nosotros no lo veamos pero, de no poner remedio ya, las próximas generaciones lo van a tener crudo…
    Espero que este verano aún podamos disfrutar en la playa de Denía…
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias Úrsula. Hoy es ficción y ojalá mañana también lo sea. Hemos de ser optimistas a pesar de lo que vemos a diario. Me encanta que tod@s los comentarios van en el mismo sentido. No alcanzo a comprender porque la clase gobernante, no se cuestiona la gravedad de la situación. En fin…
      Un abrazo y feliz día de la mujer.

      Le gusta a 1 persona

  7. Creo que es un excelente llamada de atención. Podemos reclamar que los gobiernos hagan leyes, siempre y cuando no tengamos que bajar el termostato de los veinticinco grados en invierno, o subir de los veinte en verano, gastar el dinero de las próximas vacaciones en sustituir las viejas ventanas y renunciar a ese viaje prometido a Disney World, incluso a prorrogar otro año la vida útil del teléfono o de la ropa. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Los gobiernos están demostrando que no piensan más allá de su propia acción de gobierno, limitada en el tiempo. No tienen altura de miras ni estrategia, salvo honrosas excepciones. Me temo que el coste de esas leyes de las que hablas será menor que la que se viene encima si no se toman medidas. Mal rollo. Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

    2. Sí, un estilo de vida sostenible y responsable. Todos tendríamos y tenemos que implicarnos, no pasar la patata caliente a otros. Como decía aquella célebre frase en la política norteamericana: “Pregúntate qué puedes hacer tú… “. Por tu planeta.

      Le gusta a 2 personas

  8. Si es que el tiempo está loco, pero nosotros más. El cambio climático me recuerda a la fábula del cascabel del gato: ¿hay suficientes gobernantes con la suficiente voluntad de adoptar medidas impopulares o todos preferimos disfraces cosméticos que, en realidad, poco solucionan? Inquietante. Un abrazo, Carlos

    Le gusta a 2 personas

    1. Compartimos esa desazón y esa incredulidad ante el rumbo que ha tomado este tema. Curiosamente hoy mismo, he leído una noticia titulada así “La ONU pide cambios sin precedentes para evitar la catástrofe medioambiental del planeta”. No hay lugar para el optimismo, aunque esta noticia muestra cierta sensibilidad. Un abrazo.

      Me gusta

  9. Ojalá pudiésemos decir que tu relato es solo ficción, Carlos; pero lo real es que nos sabe a una dura y amarga posibilidad. Inquietante futuro. Lo tenemos claro; sin embargo continuamos avanzando hacia el despeñadero.
    ¡Un gran abrazo!

    Le gusta a 2 personas

    1. Curiosamente desde que escribí este post hace unos días han sucedidos hechos importantes. Entre ellos las manifestaciones acaecidas en medio mundo, el viernes pasado, para luchar por el medio ambiente. Y lo mejor, lideradas por gente muy joven, esa fuerza es necesaria.
      Otro abrazo para tí.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.