El abrazo misterioso

Esta semana he dormido muy bien, excepcionalmente bien. Como si me sintiera abrazado permanentemente por alguien. Pero eso es imposible, porque vivo solo.

Al principio atribuía ese relajo especial, al cansancio, o al frío que me hacía arrebujarme bajo el edredón. No le dí mayor importancia. Al contrario, estaba encantado, porque soy de sueño ligero.

Pero esta mañana, cuando iba a meter la sábana en la lavadora, me he quedado de piedra, cuando he comprobado con mis propios ojos que mi sabana bajera era en realidad un fantasma.

Superado el susto y ante la dificultad de entendernos, hemos conversado con señas y creo que el fantasma, no quería bajo ningún concepto entrar en la lavadora y le comprendo.

Finalmente hemos llegado a un acuerdo. A mi me gusta que me abrazen y al fantasma le gusta mi espacio, así que esta noche volveremos a dormir juntos, pero ya no será mi sábana bajera, sino mi compañer@ nocturno con su propio espacio en mi cama doble.

Y me sentiré abrazado de nuevo.

Anuncios

Autor: Carlos Montalleri

Ahorremos explicaciones, nunca emociones

41 comentarios en “El abrazo misterioso”

    1. En efecto, es una fantástica opción que le comentaré al fantasma 😉 Es verdad que donde esté un buen abrazo, venga de donde venga, siempre es bien recibido.
      Así que, otro abrazo para tí Úrsula y celebro esa sonrisa. A por el domingo 😊

      Le gusta a 3 personas

  1. Cuando se desea algo mucho suelen pasar esas cosas… que ocurre el milagro. En este caso tiene sus incovenientes, como te dicen en los comentarios, pero la compañía que te hace ¡bien merece la pena!
    Espero que al menos sea callado y no proteste si roncas, jajaja.
    Un abrazo.

    Le gusta a 3 personas

    1. Como dice el otro Carlos en su comentario, ninguna relación es perfecta y tampoco voy a ponerme tiquismiquis, no te parece? Vaya… no había caído en los ronquidos, no solo los míos, pero ¿ronca un fantasma? consultaré a la wikipedia 😂
      Un abrazo Estrella y buen domingo.

      Le gusta a 3 personas

    1. Si fuese etéreo, nos ahorraríamos un problema. También han propuesto una limpieza en seco. Ideas no faltan. Quizás lo importante sea, que el abrazo venga de donde venga, siempre es necesario. Por cierto, el narrador ha dormido muy bien 😴 Un abrazo Paloma

      Le gusta a 2 personas

  2. ¡Ja, ja, ja! ¡Qué cosas se te ocurren Carlos!
    Te ahorrarás calefacción y creo que tampoco incurrirás en gastos de alimentación. Además podrás llevarlo cuando debas viajar. Envidiable compañía, pero no sé si me gustaría tenerla.
    ¡Un abrazo!

    Le gusta a 2 personas

    1. Bueno, ya decía mi madre que de sus tres hijos yo era el más fantasioso y creo que acertó. Como todo en la vida, tiene ventajas e inconvenientes. Pero por muy agradable que sea el/la fantasma, la verdad es que prefiero un abrazo más carnal 😉
      Hablando de abrazos, vaya uno bien grande hasta tu tierra

      Le gusta a 2 personas

  3. Te entiendo perfectamente, yo tuve uno en la funda de la almohada pero acabó marchándose al no soportar mis ronquidos. Desde entonces ya no duermo tan bien y hay días que mis ojeras parecen las cuencas de una calavera 👻✋

    Le gusta a 2 personas

  4. Anda que querer meterlo en la lavadora a la fuerza… un fantasma tiene su dignidad. Jajaja. La compañía en la cama aunque sea etérea. Un abrazo fuerte

    Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.