Aeropuerto

Imagen: Montalleri

Como tantas veces, he ido al aeropuerto a recibirte después de tu estancia de trabajo. Por la misma puerta, entraban los pasajeros de tres vuelos casi a la misma vez. Tú Pablo, siempre eres muy tranquilo, sin prisas, te gusta salir de los últimos, lo sé.

Comienza a salir la gente, un chorro de personas de distintas nacionalidades e idiomas. Se suceden los saludos, los abrazos emocionados, los choques de manos, la algarabía y la discreción a partes iguales.

Te imagino como siempre con tu habitual desaliño, barba de tres días, unos vaqueros, una camiseta, tu gorra, tu mochila al hombro y arrastrando tu trolley.

Te imagino y te espero.

Y te sigo esperando, cuando siento una mano sobre el hombro. La mano de tu hermana Marta. Me giro. Y Marta me mira y me sonríe y me abraza muy fuerte y yo intento mirar hacia la puerta porque, si no nos vemos, tendrás que irte en el autobús y yo quiero que sepas que te he ido a buscar, como he hecho tantas veces.

Marta me agarra por el hombro con cariño pero con fuerza.

Y entonces lo recuerdo todo y estallo en lágrimas.

Como te echo de menos hijo mío.   

Autor: Carlos Montalleri

Ahorremos explicaciones, nunca emociones

43 comentarios en “Aeropuerto”

  1. Supongo que perder a un hijo te hace perder un poco la consciencia de las cosas… Hay un antes y un después y ese después… en la cabeza de un padre no tiene cabida, siempre pensará en el antes, en que algún día volverá.
    Eres grande, Carlos, cuando con unas pocas palabras has sido capaz de hacernos sentir ese dolor.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Demasiado triste, Carlos. Me has traído a la mente muchos recuerdos. No soporto la ausencia y mucho menos la definitiva. Has conseguido emocionarme.
    Un beso de esos grandotes.

    Le gusta a 1 persona

    1. Sé que es triste, porque la pérdida lo es y aún más cuando cuesta aceptarlo. Es un trance tremendo que en el caso de un hijo toma unas connotaciones desesperantes. Con todo, me gusta haber sido capaz de emocionarte María y te agradezco mucho tu sincero comentario.
      Ahhhh y acepto ese beso grandote que te devuelvo en forma de abrazo gigante.

      Me gusta

  3. ¿Viajaba solo? ¿De dónde venía? ¿Qué planes tenía? Fue en el avión o antes de subir… cuando quedan tantas preguntas sin responder es que a mí me dejó con ganas de más, de conocerles…
    un beso 💋

    Le gusta a 1 persona

    1. Siempre que sucede algo así, todo son preguntas. Unidas al dolor del padre. Me alegro de tus ganas de más, creo que muchas veces quedan abiertos los textos, pero eso también da mucha vidilla en los comentarios.
      Un abrazote😘

      Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.