Sordera

Imagen: themetalcircus.com

Mi madre me decía que iba a terminar sordo de escuchar música con los cascos y con el volumen al máximo. Yo le contestaba que era necesario, porque si no escuchaba la música así, era como que no me “llegaba”. Cosas de jóvenes.

Lo que mi madre no me advirtió es que con semejante ruido en mis oídos no me iba a enterar de lo que pasaba a mis espaldas.

Solo las luces de los coches policiales que destellaban a través de las ventanas, me hicieron pensar que algo extraño estaba sucediendo.

No puedo quitarme de la cabeza las escenas que vi en la cocina de casa después del violento atraco en el que mi madre quedo malherida.

Ni tampoco puedo olvidar el temazo de Iron Maiden que estaba escuchando.

Bahhh, creo que mi madre exagera, porque ¡¡¡no me he quedado sordo!!!   

Anuncios

Autor: Carlos Montalleri

Ahorremos explicaciones, nunca emociones

43 comentarios en “Sordera”

    1. Las madres siempre suelen tener razón, aunque a veces se pongan pesadas, pero yo también me pongo pesado con mis hijos actualmente. Hacerles caso (a las madres) ya es otra historia, cuestión de edad, supongo. Yo también era un poco “díscolo” y además el tiempo nos muestra las cosas con otra óptica ¿verdad?
      Un abrazo Úrsula e igualmente feliz semana para ti.

      Le gusta a 1 persona

    1. En ese caso hay duda existencial, o sufren los oídos o se jodxx los vecinos. Actualmente hay unos equipazos de sonido que hacen temblar la casa. Mis hijos tenían (lo digo en pasado) la costumbre de poner la música a tope cuando yo me iba de viaje y claro algún vecino se quejó. Por fortuna me llevo bien con mis vecinos y me comprometí a que mis hijos pondrían la música más baja. De momento cumplen🙄
      Un abrazo jm

      Le gusta a 2 personas

      1. Si al final va a tener razón mi madre, de pequeños te dan ganas de comértelos y de mayores te arrepientes de no habértelos comido 😦
        Bueno, si lo único que hacen es poner la música alta no me parece para tanto 🙂

        Le gusta a 2 personas

      2. Yo lo dejo a niveles tolerables, vamos nivel medio-medio o medio-bajo, al tener un amplificador de bajos compenso el nivel sonoro. Así todo con las películas, a veces, los cañonazos parecen de verdad 😀
        Saludos Carlos

        Le gusta a 1 persona

    1. Más razón que un santo tiene el anuncio del cupón, ahora que como me toque, nos toque, sé de dos que no se enteran de la misa la media. Jajaja. Un besazo.
      ¿Podéis imaginar lo que es tener un guitarrista de rock metido en casa?

      Le gusta a 1 persona

  1. Qué bueno, Carlos! Pues yo opino que hay música que debe escucharse alta, sino no se consigue captar su esencia. Lo malo es que seguramente hayamos dañado nuestros oídos sin saberlo y lo acusemos de mayores jaajajajajaja
    Muy buen relato, con un final un poco bestia!! 😉
    Abraçada

    Le gusta a 3 personas

    1. Precisamente he dicho algo parecido en un comentario anterior. Hay música que sí o sí hay que escucharla con fuerza. Yo soy también de esos.
      El final bestia es el apropiado para el prota que es un poco bestia.
      Por cierto estás muy guapa en tu nueva foto de perfil 😊
      Una abraçada Lidia.

      Le gusta a 1 persona

  2. Soy de música alta, aunque me he moderado con los años. Pero en el coche, aún hoy, mi hija siempre me baja el volumen. La historia al revés.
    El protagonista del relato se pasa siete pueblos, hay vida aparte de la música a voz en grito.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s