Helen y Brian

Helen y Brian decidieron que había llegado el momento de terminar de una vez por todas, con el dolor de Brian fruto del cáncer extendido que sufría. Sin posible solución quirúrgica y tras los fallidos tratamientos de quimioterapia, ambos decidieron precipitar el final para evitar el sufrimiento.

Para ello necesitaban a alguien de confianza que les ayudara y contaron con Bill Schultz médico de profesión y amigo de la familia desde hacía muchos años. Así pues, se reunieron con él y le expusieron el plan que Bill aceptó sin demasiados recelos. 

Bill tenía acceso a la mezcla de medicamentos oportunos, que previa sedación, pondría fin al sufrimiento de Brian. Y por supuesto sin dejar rastro. La probabilidad de encontrar pruebas era mínima y menos aún en un enfermo terminal que fallecería sí o sí en unos meses.

No lo contarían jamás a nadie. Helen y Brian no tuvieron hijos en su matrimonio y el resto de la familia solo sabría de la muerte “natural” de Brian, fruto de su enfermedad.

Eligieron el día adecuado, un miércoles primaveral. Bill llegó al domicilio con la medicación dispuesta. Helen y Brian le recibieron serenos. Se abrazaron intensamente como despedida. Y Brian fué a su dormitorio y se tumbó en la cama. Bill le siguió mientras Helen llorando, se quedaba en el salón.

Tras apenas unas pocas palabras, Bill inyectó primero el sedante y posteriormente una vez que Brian se adormeció, le inyectó en una vena, el líquido que atravesaría el torrente sanguíneo hasta causar el desenlace en apenas unos segundos. Y así sucedió.

Al volver al salón, se abrazó a Helen.

– ¿No ha sufrido, verdad? Pregunto ella.

– No te preocupes, respondió Bill, todo ha ido según lo previsto, Brian no ha sufrido.

Y acto seguido se abrazaron apasionadamente.

-¿Bill, crees que Brian llegó a sospechar algo de lo nuestro?

– Seguro que no, bastante tenía el pobre hombre con su enfermedad.

La tranquilidad de la pareja se vio truncada cuando a las pocas horas, el inspector Rooney sugirió la posibilidad de aplazar la incineración del cuerpo de Brian, para hacerle una autopsia.

– No lo entiendo, le dijo Bill a Helen, es absurdo hacerle la autopsia a un enfermo terminal.

Wilco abogado y hermano de Helen, contactó con el inspector Rooney acerca de la idoneidad o no de esta prueba y se sorprendió cuando se enteró que la policía había recibido un mensaje de texto desde el teléfono de Brian, dos horas después de su muerte.

La autopsia confirmó la ingesta de un potente cocktail de medicamentos que le causaron un paro cardíaco a Brian. Cuando Bill fue detenido, no daba crédito a lo sucedido. Solo el difunto, Helen y él, conocían el plan…

– ¿Helen? No puede ser, no puede ser…

Mientras tanto Helen después de declarar en la comisaría, mostrar su perfecta coartada e inculpar a Bill quién según ella llevaba meses acosándola, mostrando incluso un audio del propio Bill que le incriminaba, se fue a dar un paseo al parque.

Había acabado con el sufrimiento de su querido Brian, por el que sentía más cariño que amor y de paso había terminado con la carrera del doctor Schultz, el mismo que veinte años antes le había provocado un aborto tras dejarla embarazada y no querer responsabilizarse del hijo que hubieran podido tener juntos.

Helen se dejó convencer, pero la intervención fue una chapuza absoluta, que se complicó por la mala praxis de Bill y tras la cual, Helen jamás pudo ser madre, algo que nunca olvidó.

Anuncios

Autor: Carlos Montalleri

Ahorremos explicaciones, nunca emociones

70 comentarios en “Helen y Brian”

  1. Mamma Mia, Carlos!
    Qué excelente y reflexivo micro nos traes de nuevo. Este además de corteza tiene mucha miga, veo por un lado el controvertido tema de la eutanasia, por otro Brian que aunque enfermo no desconocía parece esa supuesta relación, y para terminar el rencor acumulado, enquistado durante años por Helen … (acertado o no, es mi resumen)
    ¡FELICIDADES!

    Le gusta a 2 personas

    1. Creo Úrsula que tu resumen es totalmente acertado, con la eutanasia como epicentro se va tejiendo una historia paralela de dolor y resentimiento que llega hasta el final. Me encanta lo de la corteza y mucha miga jajaja. Muchas gracias por tus palabras. Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  2. Coincido con Carmen. Yo veo las dos, el guion y la novela, según lo que te apetezca. Una vez me dijo un autor, porque le comente que mis proyectos más largos van muy lentos, que una novela es igual que un montón de micros. Bueno, él lo explicó mejor, pero creo que se entiende.

    Le gusta a 3 personas

    1. Yo a estas alturas de la “película” no tengo excesiva prisa en muchos ámbitos de la vida, pero comprendo perfectamente lo que te dijo el autor del que hablas. Aún así me parece algo verdaderamente dificil y lo valoro mucho. Y hasta ahí puedo leer jejeje, como decían en la tele hace años. Un abrazo Luna.

      Le gusta a 1 persona

  3. Me gustan los relatos cortos, hay que condensar toda una historia en pocas letras, es más difícil de lo que parece. Mis escritos son cada vez más cortos, ahora me he refugiado en la poesía, pero me gusta mucho más los cuentos.
    Saludos.

    Le gusta a 3 personas

    1. En verdad es complejo, pero muy enriquecedor. Yo leo mucha novela y me siento más cómodo escribiendo relatos que otra cosa. Aún así he hecho mis pinitos en el blog con una categoría que he llamado “Tal vez un poema” de solo cinco posts. Me gusta la poesía y también la leo, pero siempre me han parecido palabras mayores y algo dificil de expresar. Un abrazo y gracias por tu visita.

      Le gusta a 2 personas

  4. ¡Cuántas sorpresas trae el relato, a medida que se avanza en la lectura! Hasta es posible llegar a pensar que bien pudieron Helen y Brian estar de acuerdo para vengarse de Bill y, de paso, aprovechar de poner fin al sufrimiento causado por la enfermedad.
    ¡Muy buena historia, Carlos! Atrapa de comienzo a final.😊😊😊😊😊 ¡Un gran tema a discutir la eutanasia!
    ¡Que tengas una buena semana! ¡Un abrazo grande!

    Le gusta a 2 personas

    1. En efecto, Sara, cabe cualquier posibilidad, de hecho yo mismo me lo he planteado conforme lo escribía. El texto sin embargo no da pistas, salvo el ánimo vengativo de Helen y el final pactado de Brian, como guiño a la problemática de la eutanasia. Celebro que te haya atrapado porque este micro es un poco más largo que otros que publico.
      Un abrazo Sara e igualmente buena semana para ti.

      Le gusta a 2 personas

  5. Reblogueó esto en jm vanjav hasta en 500 palabrasy comentado:
    Epílogo

    La venganza dicen que se sirve fría, veinte años de rencor y traición lo corroboran perfectamente. Con lo que Helen no contaba es que la misma pista que inculpaba a Bill, el SMS, la ponía a ella como cómplice y cerebro del asesinato.

    Efectivamente, la línea de tiempo, las dos horas después del crimen, solo dejaba dos posibilidades:

    Un mensaje programado, como era el caso, Helen no contó que Brian muriese tan rápido. Si hubiera sido solo media hora el desfase, sí hubiera sido plausible que Bill en su último momento de lucidez, lo enviara; dándola la impunidad que ella pretendía.
    La otra era que se mandará en medio del velatorio y la única que sabía la clave era Helen, Bill lo desbloqueaba con el dedo índice.

    Eso y que en el móvil solo estuvieran las huellas de Brian y Helen, no dejaba margen a quien había programado el sms incriminatorio.

    El inspector Roonie era aficionado a la pesca y como tal sabía que, a veces, para una buena captura, hay que engañar a la presa soltando hilo, para luego recoger el trofeo pillándolo con la guardia baja. Helen se sobresalto, cuando el inspector acompañado de dos agentes la leyó sus derechos, en el banco del parque; donde, solo pudo disfrutar con un cigarrillo, de su venganza.

    Al final el doctor Schultz fue condenado a cinco años de cárcel e inhabilitado para ejercer la medicina, salvo para su segunda especialidad, como médico forense. Helen pagaría cara su fría venganza con doce años en un penal para mujeres, por instigadora de asesinato y falsedad de pruebas incriminatorias.

    Le gusta a 4 personas

    1. Te leí anoche pero he querido contestarte como te mereces y hasta ahora no he podido. Vaya por delante mi agradecimiento por el interés que te has tomado, por rebloguearlo y sobretodo por esta especie de segunda parte donde has finalizado con agudeza e imaginación, cosa que a ti te sobra (y a algún percebe también).
      Me ha gustado tu propuesta, siempre es interesante ver como inter actuáis y en tu caso es algo que te agradezco y mucho. Así que un fuerte abrazo y encantado con tus comentarios tipo post jejeje.

      Le gusta a 4 personas

      1. No, gracias a ti por publicar, me diste la ocasión de poner un epílogo a tu thriller. La historia es tuya y me alegro que te guste mi coletilla, una venganza tan despiadada no merecía impunidad, 20 años atrás si hubiera estado más justificada.
        Saludos Carlos

        Le gusta a 2 personas

  6. ¡Muy bueno, Carlos! la venganza ha estado durante años macerándose hasta encontrar la manera de llevarla a cabo… ¡quién lo iba a pensar! lo que parecía una acción caritativa para un enfermo terminal resultó ser también su manera de vengarse.
    Muy buena la trama y el desarrollo con un final inesperado.
    Un abrazo.

    Le gusta a 3 personas

    1. Con el rencor y el ánimo vengativo, consiguió sus dos objetivos, la venganza de Bill y ayudar a su querido Brian. Objetivos tan diferentes. Odio y amor. Historias mezcladas y conectadas entre sí, como las distintas emociones que las sustentan. Gracias Estrella. Un abrazo.

      Le gusta a 2 personas

      1. A ver Carlos… ni en mis mejores días escribo relatos como los vuestros, y aquí también incluyo a JM. Estoy de acuerdo contigo en que es gratificante compartir nuestras genialidades. Un placer tenerte como vecino virtual.

        Le gusta a 2 personas

  7. Ufff! bueno, después de tan buenos comentarios, hay poco qué decir, pero te diré lo que era mi primera intención.
    Tratas un tema controvertido, la eutanasia, y como que el médico aceptó muy fácil, luego se ve por qué.
    Como bien dices (y dicen) la venganza es un plato que se sirve frío. Esperar 20 años!
    En el relato nos llevas de sorpresa en sorpresa, ¡sensacional!
    Lo que más me gustó fue lo corto del relato y la cantidad de información, pistas, emociones, sorpresas que nos das. ¡me encantó!
    Me vas a hacer adicta a leerte.
    Abrazo de luz

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias por tu comentario. En este caso el relato era un poco más largo pero lo he ido adaptando y acortando sin que perdiera la tensión en ningún momento. Por eso me alegran especialmente tus palabras. Y aunque el relato va de una venganza, tiene su partida en la controvertida eutanasia.
      Te devuelvo otro gran abrazo de luz 😊

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.