El Paseo

Al Marqués de Kildfield Murray no le gustaba el nuevo novio de su hija.

Heredera de una inmensa fortuna, Claire tenía un ojo especial para la elección de sus amantes. Bien es cierto que no era nada sencillo agradar al Marqués, hombre egocéntrico y poderoso. Wayne, el díscolo novio de Claire no fue una excepción y pronto el marqués renegó de él.

Una tarde de domingo, mientras Claire daba su sesión de Pilates, el marqués propuso a Wayne dar un paseo a caballo por su enorme finca. Cuando Wayne llegó a las caballerizas, se encontró con Boris el cuidador de los caballos, que los estaba ensillando, quién le dijo…

– Me ha dicho el señor marqués que lamenta no poder acompañarle por un repentino dolor en la espalda, me ha pedido si no tiene usted inconveniente, que le acompañe, no vaya a ser que pueda perderse.

Wayne confiado respondió…

– Vaya, pobre marqués, que contratiempo… de acuerdo Boris muy amable de su parte acompañarme.

Antes de salir, sonó el móvil de Boris, contenía un lacónico mensaje de whatsapp del marqués…

… “Que parezca un accidente”


Imagen: https://pixabay.com

Anuncios

Autor: Carlos Montalleri

Ahorremos explicaciones, nunca emociones

32 comentarios en “El Paseo”

  1. Te confieso que la frase “que parezca un accidente”me encanta, es como mafiosa en plan “El Padrino”. Me puedo imaginar la escena, muy de película. ¿De donde sacas los nombre se tus protagonistas? eso de Kildfield Murray es para nota. Un abrazo y buen finde

    Le gusta a 2 personas

  2. Se conoce que la sangre azul tiene la propiedad de eliminar la hormonas de la piedad. prefiere para yerno a un primo suyo, El Duque de Sobones que aporta capital aunque nació sin ejemones. ¡Mamona es la nobleza! Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  3. Lo que el marques no podía imaginar es que Wayne era amigo de Robert, el joven pretendiente de su hija, que desapareció en extrañas circunstancias meses atrás.

    A su regreso del paseo a caballo, Wayne ya había atado todos lo cabos; Boris, más que un fiel sirviente, era un mercenario al mejor postor, y entre la cadena perpetua, o acabar los días perdido en un país sin extradición, no había color.

    Ese domingo el Marques Kildfield Murray no cenó en casa, el rancho de la prisión provincial fueron sus manjares. Juan Gómez, fiscal de distrito, también era amigo de Wayne y Robert.

    Efectivamente Claire tenía un excelente ojo para sus amantes y la carambola le sirvió para disfrutar la fortuna anticipadamente. Como su madre la dijo, en el lecho de muerte el año anterior:

    — Tu padre era un buen hombre, murió en un accidente… de caza. El marques aprovecho, el momento, para darnos posición y título pero es un hijopu… sádico y siniestro; y creo que me está envenenando.

    Le gusta a 2 personas

    1. Caramba… esto no es un comentario, es otro post. Vaya por delante mi aplauso y agradecimiento a tu interés. Me parece interesante tu resolución del caso. Me queda la duda de como convenció Wayne a Boris para que cambiara su punto de vista dado que el marqués le pagaba bien. Boris era un tipo experto que en realidad trabajaba también en el negocio de la droga. Lo novedoso es que Boris y su compinche Dmitri esperaban dar un golpe financiero al propio marqués, cosa que nadie sabía. Quizás te ha faltado añadir el apellido de Wayne…Bond, Wayne Bond, primo hermano de James por parte de madre. Con esos vínculos familiares le convenció rapidamente. Y el resto de la historia ya la conocemos.
      Un abrazo sincero jm, da gusto comprobar que hay lectores que se involucran tanto. Gracias ¡¡

      Le gusta a 2 personas

      1. Nada Carlos, gracias a ti por publicar. Wayne no es Bond, pero podía ser de la familia, se apellida Wick como Jonh, así que Boris prefirió retirarse de la partida. Si la trama hubiera sido en Gotham, entonces ya sabrías que Wayne era Bruce, Como ves daba juego la historia,
        Saludos 🙂

        Le gusta a 1 persona

    1. Gracias Lidia. El mensaje es muy peliculero como alguien ha planteado en otro comentario. Un tanto mafiosillo Queda por saber que es lo que realmente quiere el padre, en su búsqueda del yerno ideal, sin escatimar recursos de todo pelaje. Una abracada.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s