Reflexión sabatina

Dicen que cuando se cierra una puerta, otra se abre para compensar.

El problema surge, cuando la única puerta que quieres que se mantenga abierta, es precisamente, la que se está cerrando.


imagen: Alrededores del Parque Natural de El Moncayo (Zaragoza) – mi colección

Anuncios

Autor: Carlos Montalleri

Ahorremos explicaciones, nunca emociones

39 comentarios en “Reflexión sabatina”

  1. Eso es como lo de que si pisas una mierda trae buena suerte. Pues no, pisar una mierda es una faena y punto, y que se cierre la puerta que quieres mantener abierta también. No soy pesimista, ni fatalista ni nada de eso. Pero sí creo que hay que aceptar que la vida no es justa y a veces las cosas salen mal porque sí. Porque si no lo aceptas difícilmente lo superas.
    Vaya parrafa, he escrito micros más cortos.
    Me encanta la foto.
    Un abrazo.

    Le gusta a 2 personas

    1. Me gusta el ejemplo de la mierda y coincido contigo. Es cierto que la vida no siempre sonríe y sin causa aparente. No depende de nosotros en su totalidad, pero si que podemos intentar mejorarnos cuando menos. Me alegra que te guste la foto, es una de mis aficiones aunque para la fotografía soy bastante reservado. Y que sepas que me encantan estos comentarios tan largos y sabrosos en contraposición a mi post de hoy, que es bien cortito, pero era necesario.
      Un abrazo tan grande como tu comentario ¡¡¡

      Le gusta a 2 personas

  2. A mí siempre me dijeron, que cuando una puerta se cierra, una ventana se abre. Así que si no puedes acceder por esa puerta que quieres que se mantenga abierta, no te preocupes, entras por la ventana y arreglado!! Jeje
    Una abrazo, Carlos!!

    Le gusta a 3 personas

  3. El texto original, escrito sobre granito, está en esta ciudad y reza: “Donde una puerta se cierra una ventana se abre” se refiere a un conflicto medieval irresoluble. Si no se puede entrar, nada puede impedir que penetre la luz. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  4. Quizá un punto de vista más de vaso medio vacío que de medio lleno. No obstante, dura realidad que aveces hay que afrontar; como cuando aún y teniendo 8 peones, pierdes el único que necesitas de verdad.
    Claro está que en esta situación la solución sería lanzarse contra la puerta para reabrirla, con la esperanza de poder con ella (y con todo en realidad).

    ¡Muy buena, a la vez que breve, reflexión Carlos!

    Le gusta a 1 persona

  5. Uy, ¡qué va! Todavía hay algo peor: cuando te dejas el alma por impedir que se cierre y, al comprobar lo que te aguarda tras ella, darías cualquier cosa por haber dejado que se cerrase de un golpazo. ¿Pero que sería la vida sin emociones fuertes?
    Preciosa fotografía, Carlos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Por supuesto aunque no se puede predecir el futuro, nos movemos por intuiciones las más de las veces y podemos equivocarnos. No obstante suele pasar que lo que creíamos malo o negativo hoy, puede transformarse en algo positivo. El tiempo no lo arregla todo, pero si que lo matiza.
      Un abrazo inspectordisaster

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s