Plaga

Como si de una plaga venenosa se tratara, solo así puedo interpretar como cambió mi vida en tres meses.

Primero fue la pérdida de mi trabajo.

Después mi mujer se fue con otro.

Por último mi cuerpo me dio un serio aviso.

Ahora pasado un tiempo, me dedico a corregir textos para una editorial y a escribir mi primera novela, comparto algo más que “inquietudes” con una enfermera que conocí en el hospital y me he recuperado casi por completo aunque deba medicarme de por vida.

Mi vida ha superado la plaga y ahora está… plagada de sueños.

Anuncios

Autor: carlos montalleri

... si nos preguntan la hora, no es necesario explicar como funciona un reloj ... cmontalleri@gmail.com

40 comentarios en “Plaga”

      1. Súper joven aún…no te “aviejes”. Mi hijo mayor tiene 44 y nunca lo encontraré viejo, porque eso significaría que yo lo estoy mucho más… Pero es sólo la carrocería la que se resiente al paso de los años; el motor, el alma, se conserva siempre joven.

        Le gusta a 2 personas

      2. Eso es muy cierto, el alma lleva una velocidad diferente al cuerpo. Y no me aviejo😉 cumplidos los 50 estoy lleno de energía e intento estarlo tambien de madurez, aunque en ese punto, deberían opinar otras personas, claro.
        Intento estar en paz conmigo mismo y eso me ayuda mucho. Otro abrazo 😊

        Le gusta a 2 personas

  1. Pues pensaba que iba el relato de pulgones que me tienen los rosales aspados. La vida sólo nos garantiza la felicidad si la procuramos para los demás. Tener junto a uno a la persona amada es una oportunidad excelente. Un abrazo.

    Le gusta a 2 personas

    1. Carlos, hay muchos tipos de plagas, aunque comprendo que la de pulgones te traiga frito jajaja.
      Estoy de acuerdo contigo, la felicidad es un camino de ida y vuelta y suele ser generoso con quiénes la buscan para los demás.
      Un abrazo y como siempre gracias por tus visitas, que al final nunca te lo digo.

      Le gusta a 2 personas

      1. Entre las más nocivas de las plagas está la de humanos traidores, soberbios, envidiosos, codiciosos y demás calaña. No les afectan los tóxicos. Porque ellos contienen el peor de todos. La infelicidad. Un abrazo.

        Le gusta a 1 persona

    1. Gracias Lidia, la teoría de nuestros abuelos era eso de “a grandes males, grandes remedios” que también rezuma optimismo, a fin de cuentas, somos nosotros quiénes podemos marcar en mucha parte nuestro camino al andar por la vida. Otra abracada diferente para tí jajaja

      Le gusta a 1 persona

  2. Plaga…
    Quédate conmigo y cómeme hasta el alma!
    Buenísimo Carlos… nos recuerda una vez más que no todo termina cuando creemos que ha llegado hasta ahí. Las páginas de la vida se siguen escribiendo, muchas veces a pesar de que hemos soltado la pluma u arrugado su papel. Esto me hace pensar que: Del tamaño de las pérdidas, será mínimo lo que llegue después.
    Enhorabuena tu vida se ha llagado de sueños!!! Que los conviertes en realidad a través de lo que escribes.
    Abrazote.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s