Despido

Miguel era contable y de los buenos. Su vida se desarrollaba en medio de balances, cuadres, cuentas de resultados, amortizaciones y un sinfín de conceptos contables y financieros. Incluso en su vida personal, solía aplicarlos con destreza y oportunismo casi literario.

Pero una mañana, fue fulminantemente despedido sin causa aparente.

“Es usted un excelente profesional Miguel y puede contar con nuestras mejores referencias, pero queremos dar un vuelco al departamento financiero y usted ya no da el perfil que buscamos”.  Eran las palabras del director general a las que Miguel no daba crédito. Camino a casa en el autobús, Miguel pensativo, escribió en un papel….

Me he dejado la vida

Trabajando en este empresa

Como buen profesional,

Y la ayuda recibida

Puesta sobre la mesa

De mi balance vital,

Es la carta de despido

Como balance sin cuadre

Como importe amortizado,

Y me siento incomprendido

Por este mal resultado,

Y me acuerdo de la madre

De semejante cabrón

Que de forma natural

Y sin que exista razón

Ni causa profesional

En la calle me ha dejado,

Sin importarle un comino

Sin preguntar demasiado

Acerca de mi destino,

Veinte años de un plumazo

Y ha terminado el romance

En la mesa un puñetazo

Y ahora a superar el trance

Esperando que mi sino

Cuadre de nuevo el balance

Anuncios

Autor: Carlos Montalleri

Ahorremos explicaciones, nunca emociones

31 comentarios en “Despido”

  1. Cuadrar el balance resulta a veces tan complicado… inmovilizado, activo, perdidas y ganancias… dificil alcanzar el equilibrio
    En este caso, acertado confiar en nuestro sino. La confianza siempre es un buen comienzo de etapa.
    Como siempre Lindo Montalleri

    Le gusta a 1 persona

    1. Lo importante es que no dañen la autoestima con excusas falsas e hipócritas. Eso es esencial. Y poco a poco todo cuadrará, con la ayuda de algún asiento en forma de apoyo, abrazo y comprensión.
      Un abrazo Linda Ecléctica😉

      Me gusta

    1. Gracias Estrella. El balance dependerá de muchos factores entre ellos la edad, ya que el mercado penaliza mucho a partir de cierta edad. Puede que lo positivo sea, perder a algunos indeseables, sin la menor duda.
      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  2. Todo contable que se aprecie debe guardar copias de los papeles que le hicieron persona confiable, para asegurarse recibir, en lugar de la carta de despido, una aceptable y silenciosa prejubilación. Vaya cisco hacen a las personas con las restructuraciones encubiertas. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Sin duda a Miguel le indemnizaron como se merece de acuerdo a los años trabajados y conforme a la ley. Estamos en tiempos peculiares, en los que la experiencia parece ser penalizada en base a nuevos sistemas basados más en “la idea feliz” que en una estrategia perfectamente diseñada. Conozco casos en los que se arrincona a profesionales válidos solo porque son supuestamente “mayores”. ¿Mayores con 45/50 años? pues para algunas compañías sí y claro así nos va.
      Un abrazo Carlos.

      Le gusta a 1 persona

    1. Todo despido es dificil de asumir, lo importante en estos tiempos es que no afecte a la autoestima porque sabemos en muchos casos de la absoluta arbitrariedad de lo que está sucediendo en el mercado laboral. La forma “poética” es una pequeña licencia que me he permitido a mi mismo y claro…al personaje también jajaja.
      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  3. Hola Carlos,

    Justo ayer lo comentaba con una amiga que tiene un percance de salud y se encontró con la indignación de su encargado al irle a pedir un “papel” que debe presentar en la Mutua de Trabajo para poder visitarse en la misma, … Hoy en día es una pena lo poco que se valora el tiempo y dedicación invertidos en el puesto de trabajo, por no decir que NADA!.

    Saludos y buen miércoles!,
    PD: Por cierto!, ya te hice caso y me puse manos a la obra con una nueva “Reflexión” en mi Blog. 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Natalia, la verdad es que ni se valora el tiempo ni en muchos casos a las personas, eso es lo peor. Me alegra que aceptaras mi sugerencia, así que corro a tu blog a leer tu nueva reflexión.
      Gracias por tus visitas. Un abrazo.

      Me gusta

  4. Genial amigo. Me ha encantdo. En lo poesía se ve todo lo que siente ese hombre, después de tanta entrega y tantos años. Me ha gustado mucho. Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.