Arbitraje

Penalti, es que no lo ves, penalti…” el jugador número 9 protestaba ostentosamente al árbitro, el número 6 casi le zarandea, hasta cinco jugadores más se unieron en las protestas,  el público rugía desde la grada con una colección de insultos, desde el banquillo el entrenador gesticulaba con vehemencia, desde el palco el presidente perdía la compostura, desde el canal 8 de televisión se veía la jugada repetida y maldecían el error, preguntándose “¿por qué , por qué, por qué, no había pitado semejante penalti?”

“¿Acaso el maldito árbitro se ha tragado el silbato?” comentó airadamente el locutor, sin poder ni siquiera intuir, que había acertado de pleno.

Fueron un recogepelotas y el delegado de campo, quiénes se dieron cuenta de que el árbitro apenas respiraba y empezaba a estar amoratado mientras iba perdiendo el pulso.

Anuncios

Autor: carlos montalleri

... si nos preguntan la hora, no es necesario explicar como funciona un reloj ... cmontalleri@gmail.com

38 comentarios en “Arbitraje”

  1. Muy bueno, Carlos!! A pesar del punto surrealista de la historia, no me sorprendería que algo así llegara a pasar. El pobre árbitro se tragaría el silbato y nadie se daría cuenta porque, como bien relatas, todos estarían demasiado ocupados en protestar, gritar e insultar como para reparar en ese “detalle”. Se nota que no me gusta nada el fútbol, ¿verdad? Un abrazo y buen finde!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues sí, se nota que no te gusta el fútbol, te confieso que yo tampoco soy futbolero. Lo del silbato es como dices el puntito surrealista que me gusta dar a veces en los textos. También lo he dejado abierto en cuanto al final. Pero el aspecto insultos es tremendo. Recuerdo la primera y única vez que fuí con mi hijo y unos amigos a un partido de primera división por eso de ver el campo, etc… y sentí vergüenza ajena por el espectáculo de una parte del público. Un abrazo y disfruta del finde

      Le gusta a 1 persona

    1. Pues no hay que descartarlo en absoluto Carlos, la marabunta ruge a poco que le den. En los campos de fútbol se escuchan muchas barbaridades por una minoría (quiero pensar que son minoría) pero muy elocuente. No obstante desconocemos el final de la historia, no sabemos si palmó el árbitro o no…… eso lo he dejado abierto a vuestro criterio.
      Disfruta del finde amigo, un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  2. ¡Muy bueno, Carlos! aunque dejes el desenlace en el aire, y quiero reirme y no llorar, le pongo un final… ha ido el recogepelotas y le ha dado tan fuerte en la espalda que el pito ha salido volando y le ha dado al delegado del campo, en el pito al que hace referencia Antoncaes… Jeje.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s