Ajo

“Sigue no pares, dame duro, síiiii, ahhhhh” “toma, aquí tienes, ohhh”

¡¡¡ Corten !!! bramó Joe el director. «Por favor señorita ponga algo más de empeño, está usted follando, no pintándose las uñas. Y tú machote, concéntrate porque no veo suficiente pasión en tus movimientos»

«La culpa no es mía», contestó Daisy  «a este le huele el aliento a ajo, así me cuesta ponerme en el papel»

«¿A ajo? A ver Buster échame el aliento… joder, pero si es verdad»

«Pues claro que tomo ajo», replicó Buster, «me viene genial para la circulación y si la sangre se bombea bien, mayor será la erección, listilla, además el ajo es antibiótico, antiséptico y antimicótico natural, depura toxinas, disminuye la tensión arterial y reduce los niveles de colesterol en sangre…»

Se encendió la luz de la sala de proyecciones. Gerry tomo la palabra: «Y aquí es donde hacemos la entradilla de Ajos McLaing, de la trayectoria de la empresa, de su origen familiar, etc.… yo creo que va a ser una bomba de campaña publicitaria, sin duda la gente cuando vea el anuncio, va a hablar mucho de nosotros y será vital para promocionarnos en el norte del país. Da igual que hablen bien o mal, el caso es darnos a conocer. Y lo vamos a conseguir, habéis oído, lo vamos a conseguir»

Un estruendoso aplauso cerró la sesión de visionado de la maqueta de la promoción

Alistair McLaing el propietario de la empresa, no las tenía todas consigo. Desde luego iba a ser una campaña espectacular y muy arriesgada. Pero ahora solo le preocupaba una cosa: obtener como fuera el teléfono de la preciosa rubia que hacia el papel de actriz porno.

Autor: Montalleri

Ahorremos explicaciones, nunca emociones

58 opiniones en “Ajo”

  1. Jajaja 😂 Me parto! Vaya con la campaña publicitaria al más estilo garrulo total!
    Muy original, Carlos! Me ha encantado el micro (aunque yo no compraría esos ajos 😝).
    Por cierto, soy de la opinión que los ajos son muy buenos para todo eso que dices, pero lo de mal aliento, no te lo quita ni dios 😅
    Un abrazo 😊

    Le gusta a 2 personas

      1. Jeje conozco el truco del perejil. Otro truco es pasar de todo y comer ajo sin pensar. Que la vida son dos días! A quien no le guste que no se acerque 😂😂😅
        Un beso con aroma a ajo jijiji 😘

        Le gusta a 2 personas

    1. La campaña es original, no hay duda, aunque efectiva no sé, habría que preguntarle a McLaing 😁 yo soy de poco ajo aunque es verdad que tiene excelentes propiedades, salvo el aliento 😉 un abrazo Lidia y buen finde.

      Le gusta a 1 persona

      1. Pues una buena tostada de pan de pueblo calentita con un ajo rascado, no tiene parangón, Carlos!!😀 Buen finde para ti, también! 😊

        Le gusta a 1 persona

  2. ¡Pobrecilla! muy actriz sería, pero con ese olorcillo nadie puede… ¡Uffff!
    Es sabrosísimo el ajo en las comidas, pero sin exagerar la cantidad. No sé qué tan buena resultará esa campaña publicitaria; bastante arriesgada la idea.
    ¡Muy bueno el micro, Carlos!
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Sara, como campaña publicitaria depende de lo que se persiga, a veces el éxito está en el impacto más que en vender, en darse a conocer. Yo de ajo, lo justito. Me alegra que te haya gustado, un abrazo muy grande y buen finde

      Me gusta

  3. Pedazo de campaña de marketing, vaya creativos tiene. Muy original lleno de ironía, has estado sembrado. Y el detalle del jefe preocupado buscando el teléfono de la actriz al final es un puntazo. Fantástico.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias Sabius, irónico siempre, sembrado no sé, pero como diría chiquito: una mala tarde la tiene cualquiera jajaja. En efecto al jefazo le preocupaba más la rubia que la campaña. pero que poco profesional.
      Un abrazo y buen finde

      Le gusta a 1 persona

  4. Que buen relato Carlos, la presencia de esa rubia, parece capaz de suavizar el impacto de una horrenda campaña hasta en el director que va a abonar la factura. Hay que añadir perejil cuando se utiliza ajo crudo para aderezar un plato o retirar el corazón del diente. Un abrazo.

    Le gusta a 2 personas

    1. Ya sabes Carlos que tiran más dos tetas….. que dos ristras de ajo, así es la vida. ¿La campaña? un poco sui generis sí que es. ¿Efectiva? nunca se sabe, el consumidor es el que manda. Tomo nota del uso del perejil, supongo que para rebajar el sabor fuerte del ajo. Lo pondré en práctica. Un abrazo y buen finde.

      Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias Antonio, me la apunto. No se que pensarán los marketinianos de esa unión con la lujuria, pero me parece acertada tu frase, a fin de cuentas hay cuatro o cinco cosas que mueven el mundo y una de ella es la que es. Un abrazo y buen fin de semana

      Le gusta a 1 persona

  5. Jjejejeje Si ya lo dijo el Arcipreste:
    «Aristóteles dijo, y es cosa verdadera,
    que el hombre por dos cosas trabaja: la primera,
    por el sustentamiento, y la segunda era
    por conseguir unión con hembra placentera.»
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

  6. Qué bueno, aparte de arrirsgada promoción, cierto es lo del ajo. Yo vivo al lado de la capital del ajo, que es Las Pedroñeras, y, en mi pueblo también se cultiva mucho además de la vid. El vino de mi pueblo es maravilloso vino Canforrales. Aprovecho para hacer publicidad jajaja. Enhorabuena por tu fabuloso texto. Besos a tu corazón.

    Le gusta a 1 persona

    1. Pero si Las Pedroñeras es la capital mundial del ajo, que bonita casualidad Maria del Mar. Y ese vino, tengo que probarlo. Mira por donde ya tengo excusa para una excursión😉 Como hoy toca compra voy a ver si pillo un Canforrales para probarlo. Buen finde y un abrazo a tu alma.

      Le gusta a 1 persona

Comentarios cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: