Alergia

avispas-chaqueta-amarilla

El agua espantaba a las avispas escondidas bajo las hojas, mientras él  también se protegía de la tormenta, pensando en la última vez que se vieron. Y la recordó sintiéndola como esos feroces insectos.

Fue en aquella última ocasión, en la que no fue capaz de contarle la verdad de su engaño, tal vez por miedo a que le picara.

A fin de cuentas, era totalmente alérgico a la verdad.

Autor: Montalleri

Ahorremos explicaciones, nunca emociones

13 opiniones en “Alergia”

    1. Por desgracia es una alergia muy extendida, sean mentiras, falsas verdades o verdades a medias. Pero tal vez lo mejor es que más tarde o más temprano siempre prevalece la verdad, ya lo dice el refrán, «antes se coge a un mentiroso que a un cojo». Un abrazo Marina.

      Le gusta a 1 persona

    1. Por fortuna, no se si la picadura de la mentira es dolorosa o si se inocula el suero de la verdad, eso daría para otro texto, lo cierto es que la mentira, a menudo se abre camino incluso puede llegar lejos, pero el problema para el que miente es que es muy dificil volver atrás. Me alegra que te haya gustado. Una abracada Lidia

      Le gusta a 1 persona

      1. Las mentiras generan mentiras. Es como una cadena… pero ya sabes qué dicen de los mentirosos, que se los coge antes que a un cojo!!
        Una altra abraçada per a tu! 😊

        Le gusta a 1 persona

  1. La mentira es el peor veneno. Además, una vez dentro, es como la enfermedad alérgica, rara vez tiene cura y se agraban los síntomas, ya que quien la practica lo hace casi sin darse cuenta.

    Besos, Carlos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Totalmente de acuerdo, la alergia a la verdad carece de vacuna y el mentiros@ va creciendo sin remedio en el uso de la mentira y en la cobardía que al final, eso conlleva. Un abrazo casi de fin de año y gracias por acompañarme con tus visitas.

      Me gusta

Comentarios cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: