Chispas agridulces

cerdo-agridulce1

Cuando se prendieron las cortinas de la cocina, nos dimos cuenta de que nuestra pasión se estaba desbordando, estaban saltando chispas. Pudo ser el brillo de tus ojos, o el ardor de nuestros besos, o los movimientos rítmicos, o nuestros jadeos entrecortados, o una reacción química de los fluidos. 

Pudo ser…pero en realidad se nos estaba quemando el aceite. Así que apagamos el fuego como pudimos y buscamos el teléfono del restaurante chino. Y reanudamos nuestra pasión, pero esta vez en la terraza, hasta que perdimos inexorablemente el equilibrio.

Sobrevivimos con varias lesiones y recuerdo que mientras sufríamos en la acera, sentimos un intenso olor a cerdo agridulce.

Anuncios

Autor: carlos montalleri

... si nos preguntan la hora, no es necesario explicar como funciona un reloj ... cmontalleri@gmail.com

13 comentarios en “Chispas agridulces”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s