Marejada familiar

desolacion-en-las-mesas

Poco antes de que los domingos fueran amargos, disfrutábamos de las comidas familiares reunidos en torno a nuestro padre. Eran apacibles y tranquilas. Qué lejos estábamos de suponer que el fallecimiento de nuestro progenitor iba a desencadenar marejadas de envidia, soberbia y vanidades escondidas. 

En la primera comida sin él, solo se habló de dinero y posesiones. Aquellos que antes callaban, hoy ladraban y acusaban. Fue penoso.

Y llegó el día de la lectura del testamento. Y se terminaron las discusiones por completo. Entre caras de pavor y muecas de sorpresa, solo alguien atinó a preguntar “¿quién coño es esa tal Margarita que figura como heredera universal?”

Anuncios

Autor: carlos montalleri

... si nos preguntan la hora, no es necesario explicar como funciona un reloj ... cmontalleri@gmail.com

25 comentarios en “Marejada familiar”

  1. Gracias por pasarte por mi blog, eres muy grato descubrimiento para mí, lo que he husmeado un poco por encima de tu blog (ya lo haré con más calma) me gusta mucho.
    En cuanto a esta entrada, real como la vida misma, he visto familias que parecían tan unidas y luego casi matarse por cuatro cuartos… Un heredero inesperado vendría bien de vez en cuando.
    Un abrazo y un placer leerte.

    Le gusta a 1 persona

  2. Bueno Carlos….encantada de este encuentro bloguero….tema .”padre” Qué grande la magia de la blogosfera. Tu entrada es la vida….lo cotidiano…lo que nunca uno cree que puede llegar y es que siempre CONSERVEMOS la capacidad de sorprendernos…..porque “sorpresas” así nos la dará la vida en muchas ocasiones. Unas gustan . Otras no. Cest la vie.
    Un fuerte abrazo y un placer encontrarte

    Le gusta a 1 persona

    1. Por fortuna mi entrada es ficción, aunque si que he conocido situaciones muy complicadas. En cuanto a las sorpresas es probable que encuentres algunas en este blog, el microrrelato ha de ser micro pero contundente también y la sorpresa ayuda mucho a ello. Sin embargo, permíteme que hoy me quede con la sorpresa de ese susurro que dimos a la persona querida en momentos difíciles. Nos iremos viendo por aquí. Gracias por tus palabras y un abrazo ¡¡

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s